Menú
FacebookYoutubeLinkedinGooglePlus

Publicado el Nov 9, 2017 | 0 comentarios

Algo tan natural por Daniel Peña

Algo tan natural por Daniel Peña

Daniel Peña

Psicólogo Educativo, especialista en intervención psicoeducativa, miembro del equipo técnico de Aprendamos Juntos.


El fin de semana caminando por un parque me topé con una imagen que me llamó la atención: una niña de no más de un año jugaba arrancando las flores que había en el jardín y, la persona que la cuidaba, solo reaccionó cuando la niña pretendía meterse unos pétalos en la boca, así que la levantó y la llevó hacia otro lado. Y me hizo pensar en cuán importante es la naturaleza para nosotros, o si realmente la respetamos y qué estamos haciendo para enseñar a los niños a cuidarla.

Si vemos en nuestros parques, calles, playas, etc. nos daremos cuenta que no hemos tomado real conciencia del cuidado que debemos tener de nuestro planeta. No nos afecta que las flores sean arrancadas, que se tire basura en la calle, que se maltrate algún animal y pueda que seamos nosotros mismos los que lo hagamos, sin darnos cuenta del daño que estamos haciendo al planeta.

Es cierto que la conciencia ambiental no despertará de un día para otro, que tomará muchas acciones y esfuerzo el poder desarrollarla. Y es por ello que debemos inculcarla a nuestros hijos desde muy pequeños y debe ser la casa el primer lugar donde deben aprender a cuidar el planeta.

Hoy quiero dejarles algunas actividades que podemos hacer en casa, para enseñar a nuestro hijo a cuidar el medio ambiente.

¿Cómo enseñar a nuestro hijo a cuidar el medio ambiente?

  • Lo principal es entender que nosotros somos ejemplo del cuidado del planeta. Recuerda que nuestros hijos imitan lo que nosotros hacemos, entonces es tiempo de ser un modelo adecuado. Comencemos nosotros a ser agentes que cuiden el medio ambiente y verán cómo nuestros hijos tomarán conciencia de lo mismo.
  • Echa la basura en el tacho; quizás creamos que está sobre entendido, pero si salimos a las calles, veremos que no es así. Comencemos teniendo en casa tachos donde podamos poner la basura y ayudemos a nuestros hijos a tomarse el tiempo de poner la basura ahí. Y en el caso de que estemos en la calle, enseñémosle a guardar la basura en su bolsillo hasta llegar a un tacho, antes de tirarla al suelo o por la ventana del carro, y si lo hace pidámosle que lo recoja y hablemos sobre por qué está mal hacerlo.
  • Comiencen a tener espacios de reciclaje, donde juntos puedan comprometerse a ir juntando material reciclable y luego hacer proyectos juntos con ellos o vender lo reciclado.
  • Hagamos nuestra casa ecológica, usemos focos ahorradores, desenchufemos los artefactos que no estamos usando, apaguemos la luz de las habitaciones donde no hay nadie, usemos el agua con moderación.
  • Encarga a tu hijo el cuidado de una planta. Puedes hacer germinar con él una pepa de palta (https://mejorconsalud.com/germinar-una-semilla-aguacate-usando-cuatro-palillos) o para más pequeños puedes comprar unas suculentas (Plantas que acumulan agua) que no necesitan ser regadas constantemente y que da un aspecto bonito en casa. O si tienes espacio puedes hacer un pequeño huerto en casa. Con esto le das responsabilidad a tu hijo y le permites conocer el crecimiento de una planta y la necesidad de cuidarla, esto hará que pueda respetar las plantas y las flores.
  • Vive la naturaleza. En familia visiten parques, granjas, jardines donde tus hijos puedan tener contacto directo con animales, plantas y puedan aprender y disfrutar de ellas, con cuidado.
  • Habla sobre la importancia de cuidar la naturaleza y menciona que las acciones que están haciendo ayudan a cuidarla.

Antes de pedirle a los niños que cuiden la tierra, hay que lograr que la amen (David Sobel)

Comparte este artículo:

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *