Disfrutando los momentos de la lectura

Publicado por administrador En: Consejos para padres, Educación, Familia Sin comentarios

Las primeras experiencias, al momento de leer, marcan un punto de inicio para cualquier conducta a futuro por parte de los niños y niñas. Las predisposiciones positivas o negativas hacia la lectura se van formando a partir de los primeros acercamientos hacia ella. Es esencial que, como padres y madres de familia, se usen diversas estrategias que permitan motivar, facilitar e interactuar a los niños y niñas con su proceso lector.

La lectura es un proceso dinámico e interactivo donde cada niño logra la comprensión literal e inferencial del texto construyendo un significado, además utilizan diversas estrategias y relacionan sus conocimientos previos con los dato

s nuevos que se están captando.

 

La importancia de explorar tres momentos en la lectura: Antes de la lectura, durante la lectura, y después de la lectura.

Antes de la lectura

En las aulas de Aprendamos Juntos, muchos niños y niñas se acercan a un libro por ser un tema de su interés, como los dinosaurios, o para descubrir las características de un animal, ya que su carátula o el título les llaman la atención.  Asimismo, el momento antes de la lectura sirve para activar los conocimientos previos que los niños y niñas tienen y por ello pueden realizar y formular ciertas hipótesis a partir de un título. Una de las preguntas que se pueden realizar son: ¿cómo crees que se llama el cuento?, ¿qué otra carátula le pondrías al cuento? o ¿qué conoce del tema? Estas preguntas le darán a tu hijo una idea de los contenidos que conoce y también guiará su conocimiento para que más adelante pueda realizar inferencias.

Durante la lectura

En esta etapa, niños y niñas se enfrentan a conocimientos nuevos y  palabras que no conocen. Es por ello que padres y madres de familia deben apoyarlos en la búsqueda de los significados de estas nuevas palabras. En el caso de los más pequeños, es más útil y  divertido dibujar y así se puede conocer con claridad cuál es su nivel de comprensión. Por otro lado, con los mayores se puede utilizar el subrayado para encontrar las ideas principales y separar los párrafos del cuento o historia.

Durante la lectura también se puede realizar preguntas específicas que se encuentran en el texto; o pensar y buscar respuestas de información implícita, para ello los niños y niñas necesitan hacer una búsqueda de sus propias experiencias y aprender a relacionarlas; por ejemplo, en la lectura puede decir que estaba lloviendo y que el personaje principal de la historia se cayó al salir de su casa, con la ayuda de padres y madres de familia, y guiando a nuestro niño a que analice la información, el podrá inferir las posibles causas de la caída.

Después de la lectura

En esta etapa, niños y niñas pueden elaborar resúmenes, los más pequeños son capaces de construir u ordenar una secuencia de hechos con imágenes y los mayores pueden elaborar mapas conceptuales sobre lo leído. En esta etapa el niño logra descubrir si su hipótesis inicial era verdadera. También, en este momento, se puede conversar sobre el mensaje final de lo leído o aquello que se entiende de manera global, además es importante tratar de relacionarlo con aspectos de su vida diaria.

Sobre todo, se debe disfrutar de estos momentos, no solo porque es tiempo de calidad, sino porque al leer un libro se da rienda suelta a la imaginación y es una actividad que puede, y da, gran satisfacción al que lo practica regularmente.

Recuerde que el niño debe desarrollar dos herramientas importantes para lograr la comprensión lectora, que son el vocabulario y los conocimientos previos gracias a experiencias.

0 Likes

Comentarios: 0

Aún no hay comentarios en esta publicación. ¡Se el primero!

Deja un comentario